Un día en Venecia

compartir este artículo

De viaje con el Tamron AF 18-270 mm F/3,5-6,3 Di II VC PZD

Un día en Venecia

Cuando hace unos días nos reunimos en una excursión a Venecia no queríamos llevar todo el equipo fotográfico. Como alternativa elegimos un objetivo zoom de viaje Tamron 18-270 mm F/3,5-6,3 Di II VC PZD, cuya distancia focal va de un gran angular extremo hasta el superteleobjetivo. En el sensor APS-C se prolonga perfectamente el rango de zoom a 27-405 mm (equivalente al formato 135), para poder aprisionar la diversidad plena de los objetos de una ciudad como Venecia con un único objetivo.

A diferencia de las intensidades luminosas de las ópticas de los profesionales que por comparación resultan sin embargo pesadas, el zoom de viaje gana puntos sobre todo en tres categorías:

  • Distancia focal: el zoom de viaje es el objetivo universal perfecto para cada situación. No importa si quiere fotografiar las góndolas que van muy juntas en los estrechos canales o si desea capturar un detalle arquitectónico en uno de los palacios venecianos - en ajuste de gran angular (18 mm) conseguirá en todo momento tomas cautivadoras de instantes protagonistas de la acción y en posición máxima de telefoto (270 mm) llevará los detalles lejanos muy cerca.

  • Peso y dimensiones: no hemos echado de menos a nuestro pesado equipo de fotografía. En el gentío en las estrechas calles y plazas llenas de Venecia estábamos incluso contentos de haber salido con un equipaje ligero. El objetivo zoom 18-270 mm no solo reemplazaba el equipo fotográfico completo, sino que además es supercompacto. Con sólo 8,8 cm de largo y 450 g puede guardarse fácilmente en un pequeño bolso en bandolera. Toda nuestra combinación de DSLR y zoom de viaje 18-270 mm pesaba solo 1,23 kg - perfecta para un día de largas caminatas.

  • Estabilizador de imagen: el objetivo está equipado con un estabilizador de imagen. Cuando no hay mucho tiempo o se fotografían lugares muy animados como la Piazza San Marco, un trípode no tiene muchas ventajas. El zoom de viaje 18-270 mm tiene un estabilizador de imagen (compensación de vibración), que en tomas con una gran distancia focal compensa los movimientos casi inevitables de la cámara.

Nuestra conclusión: nos pareció que el zoom 18-270 mm es ideal para una excursión en la ciudad. No es sólo excepcionalmente compacto y ligero, sino que permite una amplia gama de objetos desde un único lugar (véase imágenes 1828, 1834 y 1835).

Para nosotros fue un argumento decisivo para el objetivo además, el hecho de que en términos de calidad de la imagen también convence. Esto lo muestran también los resultados de los tests de las revistas fotográficas: En Fototest 3/2011, fue ganador con la nota MUY BIEN, y los lectores de Chip Foto Video lo calificaron en la edición 10/2011 en una prueba individual de MUY BUENO.

Artículo similar