¡Yuuujuu!

compartir este artículo

Tamron SP 15-30 mm F/2.8 Di VC USD

¡Yuuujuu!

Christoph Oberschneider captura espectaculares motivos de acción enmarcados en un majestuoso escenario de montaña. En sus escapadas deportivas por la región de Salzburgo, también se lleva el nuevo y potente zoom ultra gran angular 15-30 mm de Tamron.

¡Pam! Por un momento, todo está blanco. No se ve ni se oye nada. Solo el sonido de la cámara. Clic-clic-clic-clic-clic-clic Christoph Oberschneider pulsa el disparador. Cuatro o cinco fotografías por segundo. Cae la nieve y en la cara del fotógrafo se dibuja una sonrisa. «Otro buen día en la oficina», escribe después en Facebook. Debajo, su fotografía favorita del día: un esquiador descendiendo por una pendiente a ritmo vertiginoso, apenas visible detrás de la nieve que levanta.

Durante el invierno, la «oficina» de Oberschneider está en los paradisíacas montañas de la región de Salzburgo. Un majestuoso escenario montañoso, un cielo azul intenso y un color blanco luminoso hasta donde alcanza la mirada. En medio de este paisaje de ensueño, el fotógrafo austríaco captura estos motivos llenos de acción. Casi todos los días, siempre que puede, recorre estas montañas con su cámara. A 8 grados bajo cero, a una altura aproximada de 1700 metros y con hasta dos metros de nieve. «Tree-deep is the new knee-deep!» (No estoy hasta las rodillas de nieve, estoy enterrado como un árbol), dice con una sonrisa, y da la señal de inicio al esquiador, situado más arriba. «¡Yuuujuu!»

Fotografía de freestyle

«A mí me atrae la mezcla entre esfuerzo físico y reto fotográfico», dice Oberschneider. En verano, cuando ya no hay tanta nieve, tiene a ciclistas de montaña, corredores y escaladores ante el objetivo. El salzburgués fotografía lo que ama y ama lo que fotografía. Es un fotógrafo algo temerario que sabe saltarse las reglas con arte. Freestyle puro.

En sus capturas, Oberschneider consigue combinar siempre la belleza natural del paisaje con la dinámica del movimiento. «Intento llegar al observador a través de las emociones y darle la sensación de que forma parte de la imagen», comenta el fotógrafo. Para lograr esta emocionante cercanía con el motivo, también utiliza el nuevo objetivo ultra gran angular de Tamron: el SP 15-30 mm F/2.8 Di VC USD.

«Hasta ahora, he utilizado el 15-30 de Tamron con carreras y ciclismo de montaña, escalada, snowboard y esquí», explica Oberschneider. «Me gusta la calidad del objetivo. El rendimiento óptico y el enfoque son excelentes con una apertura de diafragma de F/2.8.»

Le ha encantado el gran ángulo de visión de la longitud focal de 15 mm. «Me permite cubrir unos 110 grados, con lo que puedo integrar en la imagen mucha más parte del entorno en comparación con antes», cuenta entusiasmado. «Así es más fácil mostrar la escarpadura del terreno y dar más dramatismo a la imagen. En conjunto, los motivos tienen un aspecto muy plástico.»

Un equipo de gran calidad

En sus agotadores recorridos de escalada y esquí, Oberschneider se limita a un mínimo de equipo. Además de dos DSLR, solo lleva en la mochila el Tamron SP 24-70 mm F/2.8 Di USD, el Tamron SP 70-200 mm F/2.8 Di USD y el nuevo Tamron SP 15-30 mm F/2.8 Di VC USD. «La combinación de construcción compacta y protección contra la intemperie de los objetivos Tamron SP los hace ideales para salidas más largas», dice Oberschneider, quien también valora mucho la buena relación calidad-precio de los objetivos potentes y de gran calidad que ofrece Tamron. «Por un lado, me permiten aislar los motivos de manera óptima y conseguir bonitos efectos de desenfoque. Por el otro, también puedo sacar buenas fotos con condiciones de luz no tan buenas y, gracias a su alta resolución, puedo capturar los detalles más insignificantes de la imagen. Los tres objetivos enfocan muy bien con el diafragma abierto.»

El ultra gran angular en la práctica

El fotógrafo ha quedado especialmente impresionado con la calidad de imagen en el ajuste de gran angular extremo. «A pesar de la gran longitud focal, de 15 mm, solo se perciben distorsiones en los extremos de la imagen», explica. «Además, la luz que entra por los lados, un fallo de la mayoría de sus competidores en el campo del ultra gran angular, hace que no destaquen los antiestéticos artefactos.»

En el caso del estabilizador de imagen, Oberschneider al principio no estaba seguro de que fuese realmente útil en un objetivo con esta distancia focal. «Sin embargo, cuando quise hacer fotografías en una cueva de hielo con poca luz, me di cuenta de que había estado equivocado. El estabilizador funciona de maravilla y me permitió realizar capturas sin vibraciones con tiempos de exposición largos, de hasta 1/15 segundos.»

Gran calidad de imagen

La gran calidad óptica del nuevo objetivo zoom ultra gran angular de Tamron se debe a la construcción óptica con 18 elementos en 13 grupos. Entre estos, se encuentra también un elemento XGM especial (eXpanded Glass Molded Aspherical) y varios elementos de cristal de baja dispersión. Permiten compensar de forma efectiva aberraciones como las cromáticas o las distorsiones geométricas.

Además, el revestimiento nano eBAND y el BBAR se encargan de suprimir las imágenes fantasma y los destellos, que se producen rápidamente en los objetivos de gran angular tradicionales. El resultado son capturas nítidas y brillantes y, en general, una calidad de imagen excelente en todas las áreas de la fotografía.

Para conseguir una protección perfecta ante el agua y el polvo, la gran lente frontal convexa del objetivo zoom 15-30 mm está equipada con un revestimiento especial de flúor, lo cual facilita considerablemente la limpieza del objetivo. La construcción del diafragma, con nueve láminas, mantiene su apertura circular aunque se cierre dos pasos. Así pueden conseguirse creativos efectos de bokeh y separarse de forma efectiva las áreas enfocadas y desenfocadas de la imagen.

Autofoco rápido y cómodo

«El autofoco funciona de una forma rápida y precisa. Además, siempre puedo acabar de enfocar después de forma manual sin necesidad de cambiar de modo», comenta Oberschneider sobre una de las propiedades del 15-30 mm F/2.8 Di VC USD, muy importante para él como fotógrafo de deportes. Gracias a su elevado par motor y su gran velocidad de respuesta, el silencioso motor Ultrasonic Silent Drive proporciona imágenes de gran nitidez.

Para Oberschneider, aparte de una buena calidad de imagen, es igual de importante que el objetivo tenga un aspecto robusto. «El 15-30 está muy bien trabajado y, en mi opinión, tiene un aspecto general incluso algo más elegante. En definitiva, debo decir que fotografiar con el nuevo zoom de gran angular es un auténtico placer.»

Sobre el autor: Christoph Oberschneider

Christoph Oberschneider nació en 1983 en Salzburgo, donde también se crio. Durante sus estudios de medicina en Graz, desarrolló un interés cada vez mayor en la fotografía y la filmación, centrándose en la conexión entre deporte y paisaje. En 2012, presentó su cortometraje Days of Powder in Sportgastein al Festival de Cine de Montaña de Salzburgo. El año siguiente, quedó muy bien clasificado en varias competiciones internacionales de fotografía de esquí. En 2014, fue invitado a Whistler (Canadá) como integrante de un grupo de cinco fotógrafos de todo el mundo para participar en el Pro Photographer Showdown que tuvo lugar en el marco del Festival World Ski and Snowboard.

www.oberschneider.com

Artículo similar