Con el súper zoom en el estadio

compartir este artículo

Con el súper zoom en el estadio

Emocionantes fotos futbolísticas requieren bastante experiencia. Ningún problema para Dierk Kowalke. El fotógrafo profesional tiró su primera foto deportiva hace ya 40 años. Ahora regresa al estadio con el Tamron SP 150-600 mm F/5-6.3 Di VC USD - y está encantado con la potencia del zoom

"¡Sí! ¡Silbato final! Victoria fuera de casa", escribió en Twitter Werder Bremen después del 4-1 en Leverkusen. No es un día de júbilo para el fan del Bayer Dierk Kowalke. El fotógrafo apasionado de los deportes había cruzado los dedos para su equipo local. La mayor parte del tiempo durante el partido lo ha seguido mirando por el visor de su Pro-DSLR - y como siempre ha atraído las miradas de otros fotógrafos situados en la línea de banda. "Muchos de los compañeros se frotaban los ojos cuando coloqué en mi cámara el compacto teleobjetivo de Tamron," dijo Dierk Kowalke. "No querían creer que con ese zoom, más bien económico, obtenga resultados de imagen tan profesionales como ellos, que cargan con súper teleobjetivos de alta luminosidad".

Dierk Kowalke fotografía desde hace 50 años, ya con 13 años mantuvo por primera vez una cámara en la mano. En la escuela trabajó como fotoperiodista para periódicos locales. Descubrieron su talento y pronto el periódico Düsseldorfer Nachrichten y el Rheinische Post imprimieron sus fotos. "La fotografía de deportes es lo que me gusta especialmente - no importa qué deporte", dijo Dierk Kowalke. "Al final de la década de los 60 me presenté con éxito en la Agencia de prensa dpa y la Agencia de deportes Horst Müller". Le contrataron de inmediato y así se colocó, ya siendo escolar y más tarde estudiante, regularmente detrás de la línea de la portería en los partidos de la Bundesliga con su cámara reflex.

Momentos emocionantes: Con el SP 150-600 mm, Dierk Kowalke consigue plasmar la falta contra el delantero del Bayer-04 Stefan Kiessling.

La fascinación del hombre

Profesionalmente, el transcurso del tiempo ha conducido a Dierk Kowalke al campo de la economía. Desde 2001 trabaja principalmente como fotógrafo de empresa. "La fotografía marcada por el periodismo, la documentación de eventos y el ser humano son claramente el centro", dice Dierk Kowalke. "Yo lo llamo Personas en el trabajo - no importa si es el Presidente del Consejo de Administración, el hombre con el mono azul o atletas, ellos determinan mis motivos.”

Hace unos meses Dierk Kowalke redescubrió su vieja pasión por la fotografía de deportes. ¿Qué es lo que le fascina tanto de ello hasta hoy? "En la fotografía de deportes lo atractivo es el presagio de lo que está por suceder. En la mayoría de los casos uno no se entera de nada del deporte en sí. Sólo fotografías instantáneas. Y si han salido bien, siempre se ve después. Además, siempre entra en juego la dinámica. No importa si se trata de fútbol, atletismo, golf o Rhönrad. Y como fotógrafo de deportes uno debe dominar sobre todo su hardware y su oficio. Los errores técnicos son imperdonables. Luego otros hacen mejores fotos y yo no gano dinero".

Muy cerca: Con el amplio rango de distancia focal de 150 mm a 600 mm pueden captarse en una imagen tanto escenas cercanas como lejanas de forma óptima.

Storytelling con la cámara

Cada evento deportivo sigue una dramaturgia. Un tanteo cuidadoso después del kick-off, con muchas emociones al descanso y luego la fase final en la que la tensión sube a punto de ebullición. "Esta historia del partido se cuenta con una gran cantidad de fotos, a menudo hay mil o más por partido", según Dierk Kowalke. "Como motivo para una foto necesito sobre todo la lucha por el balón, la falta, las tarjetas amarillas o rojas, la emoción, los aplausos y la preocupación. Por supuesto también el tiro a portería, aunque no necesariamente junto con el portero y el balón en la red. Hoy día, esto lo hacen mayormente las cámaras posicionadas firmemente y con control remoto detrás de la portería. Lo importante es el momento correcto del disparo que debo presentir con anticipación. Ahí incluso las ráfagas de disparo de las réflex digitales modernas me ayuda sólo de forma limitada."

En el transcurso de su carrera Dierk Kowalke fue personalmente testigo de muchos avances en la tecnología de la fotografía. ¿Cuánto ha cambiado la fotografía de deportes en las últimas décadas? "El cambio a la fotografía digital ha traído importantes cambios. Antes, me sentaba detrás de la portería con una cámara réflex, equipada con un teleobjetivo de 135 mm y situada a una distancia de 15 metros. Esto funcionaba de una forma bastante aceptable. Teníamos preparado para el ataque además un súper teleobjetivo de 400 mm o 560 mm. El negocio de la Agencia fue muy emocionante y rápido, después del partido no era raro que tuviésemos que revelar también 200 copias grandes en blanco y negro en unos diez minutos. Ahora las cosas son diferentes: Seguimos sentados todavía detrás de la portería, pero generalmente más cerca de la línea del corner, o incluso en la banda lateral. Los objetivos estándar durante el partido son los de 300mm o 400mm con una intensidad lumínica de F2,8, a lo mejor incluso el 70-200mm y además el 24-70mm . Las imágenes se editan en parte durante el mismo partido con el portátil y se suben a la web fotográfica."

Un buen foco que destaca a los objetos: Aunque Dierk Kowalke fotografiaba con una apertura de f/8, se consigue una profundidad de nitidez lo suficientemente baja con la distancia focal del zoom. El motivo principal enfocado destaca perfectamente contra un fondo borroso.

Un enfoque automático casi perfecto

Pero no sólo las distancias focales y la entrega de la imagen han cambiado. Hoy en día la tecnología de la cámara facilita más que nunca las cosas al fotógrafo para poder sacar fotos. "La tecnología réflex digital hoy en día es casi perfecta y con mucho, superior a la fotografía analógica. Esto se muestra especialmente en el enfoque automático rápido y el enfoque de precisión posterior. Sólo en el campo de la medición de la exposición los sistemas actuales de fotografía de deportes siguen llegando todavía a sus límites. En caso de una iluminación con focos en el estadio o en la sala, el ajuste manual de la exposición suele ser la mejor solución."

¿Con qué ajustes de la cámara trabaja típicamente Dierk Kowalke en partidos de la Bundesliga? "Lo importante es una velocidad de obturación rápida para poder reflejar con nitidez los movimientos rápidos. En el caso del Tamron SP 150-600 mm mi opinión son ISO 6.400, 1/1.000 segundo y apertura 8", revela Dierk Kowalke. "Claro, una apertura de 8 ya es atrevida e ISO 6.400 aún más, pero funciona."

En medio de la carrera: Incluso escenas de juego rápidas como este duelo que ofrecen Karim Bellarabi y un jugador del Bayer, se pueden captar con nitidez gracias al motor autofocus USD rápido del SP 150-600 mm.

Siempre siguiendo al balón

Lo que más aprecia Dierk Kowalke del 150-600 es que, en contraste con muchos de sus compañeros, el 90 por ciento de sus imágenes las hace con una sola lente - independientemente de si el motivo pasa por el área de penalti delante de él o por el área contraria. "Me gusta usar el zoom simplemente porque puedo seguir constantemente al balón. "En lo que se refiere al enfoque automático no hay nada que criticar, incluso durante movimientos rápidos hacia la cámara, puede desafiar a las focales fijas."

También en términos de nitidez, el SP 150-600 mm está a la altura de las expectativas. "En teoría el zoom puede tener desventajas, pero en la práctica esto no es crucial. Respecto a la selección, los 600 mm del zoom son superiores a los 400 mm de la apertura fija, porque no necesito ampliar la selección. "Además el 150-600 es naturalmente más ligero y más pequeño - esto se nota también cuando se trabaja con el monopie."

Contar historias: No sólo las escenas del partido, sino también la alineación del equipo pertenecen al programa obligatorio de los fotógrafos de deportes. Con el SP 150-600 mm Dierk Kowalke pudo seleccionar un recorte perfecto desde su ubicación.

El encanto de la fotografía

En su larga carrera, Dierk Kowalke ya ha fotografiado mucho y aún visto más. ¿Qué es lo que le motiva siempre de nuevo, a volver a apretar el botón disparador? Dice con una sonrisa que no le es fácil dar una respuesta corta. «Formulado brevemente es el estímulo de crear una imagen de la realidad, de la cual el espectador dice: ¡Jolín, es impresionante los detalles que puedes retener en una foto! Admito que a menudo digo esto yo mismo al día siguiente, cuando tengo la suficiente distancia de la sesión fotográfica".

5 consejos de profesional para aspirantes a fotógrafos de deportes

  1. En principio la técnica de la fotografía no ha cambiado en los últimos 175 años. ¡Aprende a entender al menos mínimamente el funcionamiento de los sistemas ópticos y de la tecnología de las cámaras!
  2. El fotógrafo tiene que adivinar lo que va a suceder. Si observo y decido después de apretar el disparador, es generalmente demasiado tarde. ¡Adelántate a tus pensamientos!
  3. Déjate inspirar por otros, las buenas ideas se pueden copiar. Esto quiere decir: ¡Mira, lo que hacen otros fotógrafos, aplícatelo y descubre a través de eso tu propia fotografía!
  4. ¡Juega con la cámara! No hay nada mejor que experimentar. Con la réflex digital esto no es ningún problema: Al fin y al cabo existe una tecla para borrar.
  5. ¡Entrena la comunicación con los clientes! Más allá del está el asesoramiento de lo que es factible y de lo que se puede implementar, así como también es esencial la comprensión de las necesidades del cliente.
El inicio de la temporada: En primavera, Dierk Kowalke acompañó a un equipo ciclista en Mallorca en sus primeras salidas. Con el SP 150-600 mm se lograron unas imágenes espectaculares del ambiente del grupo de entrenamiento.

Sobre el autor: Dierk Kowalke

Dierk Kowalke trabaja como fotógrafo freelance, es consultor y profesor en Leverkusen y Colonia. Sus prioridades incluyen, entre otros, reportajes sobre economía y retratos de los líderes en el campo de la economía. Después de graduarse realizó un como editor de texto en el Rheinische Post en Düsseldorf. Más tarde, cambió al Handelsblatt y el Prisma Verlag, antes de asumir el puesto de Jefe de prensa y Jefe de comunicaciones internas en el grupo Metro. En 2001 se independizó y creó una agencia de comunicación destacando sobre todo la fotografía. Desde 2012 es profesor de fotografía en la facultad de Ciencias Humanas de la Universidad de Colonia.

More about the author:

Artículo similar