Fotografía temática en la nieve con el Tamron 45mm f/1.8

compartir este artículo

Fotografía temática en la nieve con el Tamron 45mm f/1.8

Después de que el Tamron 45mm f/1.8 haya demostrado recientemente su valía en el mercado de Navidad, tenía muchas ganas de probarlo también en la fotografía temática. Esta idea ya rondaba por mi cabeza desde hace algún tiempo. El tema era "Caperucita". Después de una corta búsqueda encontré rápidamente un traje a juego. El componente más importante era por supuesto la capa roja, combinada con un vestido blanco y una cesta con pan, vino y manzanas.

Más difícil era, sin embargo, pillar un tiempo adecuado: Porque quería realizar la fotografía en la nieve, para que la capa roja destacara bien sobre el paisaje de la nieve blanca. Lamentablemente y como se conoce, el invierno este año tardó mucho tiempo en llegar. A mediados de enero finalmente llegó el momento: ¡Nieve!

Así que, coger rápidamente capa y cesta y a correr al bosque. Me olvidé olímpicamente de un farolillo de petróleo que había comprado especialmente para añadir, además, una atmósfera con un toque de luz acentuado. ¡Da igual! En cualquier sesión fotográfica muchas cosas salen de otra manera que uno había pensado, por mucho que lo hayas planeado. Esto exige flexibilidad, sobre todo si se aplica en particular al tiempo. Esperábamos la nieve sí, pero que luego en algunas fases no dejara de nevar, significaba un reto importante.

Aquí, el Tamron 45mm f1.8 ha aprobado muy bien desde el principio, porque se presenta como un objetivo a prueba del tiempo y sí ha cumplido esta promesa también en la densa nevada.

También la distancia focal de 45 mm en formato completo resultó ser muy flexible. Tanto las fotos de cuerpo completo con el paisaje de invierno alrededor como el retrato de torso clásico se pudieron realizar con facilidad. La amplia apertura del diafragma de f/1.8 asegura incluso a una distancia algo más grande del objeto un desenfoque de fondo agradable y que con ello resalte bien el objeto.

Más allá de eso, lo verdaderamente particular de este objetivo es la corta distancia mínima de enfoque, gracias a la cual salen también muy bien las tomas de detalles auténticas, para las cuales suelo utilizar generalmente mi querido macro de 90 mm. Interesantes detalles pueden ser, por ejemplo, partes de la vestimenta o del entorno, en nuestro caso la punta del vestido blanco o el contenido de la cesta.

Estas tomas de detalles ya de por sí mismas son bonitas, pero proporcionan, además, en la posterior recopilación de imágenes la sensación de que todo parece más "redondo" y cuenta una pequeña historia. ¡Por lo tanto, uno no debería olvidar nunca estos detalles en el fragor de la sesión fotográfica! A menudo se pueden aprovechar con eficacia pequeñas interrupciones, por ejemplo, mientras el modelo comprueba el maquillaje o el pelo.

Resumiendo se puede decir que el Tamron 45mm f/1.8 ha superado con maestría la prueba de fotografía de retratos en la nieve y ha demostrado su gran flexibilidad gracias a la genial combinación de la amplia apertura del diafragma, la corta distancia mínima de enfoque y el estabilizador de imagen digital, a pesar de una distancia focal fija.

Y de su resistencia a la intemperie aún puedo aprender mucho. Después de la sesión de fotografía estaba enferma en la cama una semana. ¡El objetivo estaba perfecto!

Sobre el autor: Vera Wohlleben

En su blog Nicest Things, Vera Wohlleben no solo escribe sobre deliciosas recetas y bonitas decoraciones para el hogar. Esta blogger de Heidelberg también ofrece de vez en cuando una vistazo entre bastidores y describe detalladamente cómo logra sus fantásticas fotos. Nuestra lectura recomendada: http://www.nicestthings.com/2014/03/blogging-tips-and-tricks-behind-scenes.html

More about the author:

Artículo similar