Con el 24 - 70 mm al Círculo polar

compartir este artículo

Entrevista con Mike Fuchs

Con el 24 - 70 mm al Círculo polar

El fotógrafo Mike Fuchs tiene afición por la nieve y el hielo. En abril el fotógrafo emprenderá su próxima expedición polar. En su equipaje incluirá el Tamron SP 24-70mm F/2,8, que ya ha demostrado en varias ocasiones ser el compañero fiable en usos extremos.

Frío paralizador, dedos helados. Con temperaturas inferiores al punto de congelación Mike Fuchs demuestra estar más que en plena forma. Durante cinco años este berlinés viaja "de glaciar a glaciar, de copo de nieve a copo de nieve", tal como escribe él mismo en su página web.

En 2010 formó parte de la expedición que intentó cruzar en coche el helado estrecho de Bering. Durante seis semanas el equipo se quedó atrapado en una ventisca de nieve en el extremo más oriente de Rusia. El equipo y los materiales se vieron consumidos hasta el límite de su resistencia. Una experiencia extrema que motivó por aquel entonces al joven de 30 años a vivir nuevas aventuras. Su lema: "Solo si corres el riesgo de ir demasiado lejos, puedes averiguar lo lejos que realmente puedes llegar."

Desde entonces, Mike Fuchs siempre está buscando nuevos desafíos en el Ártico. En 2012, recorrió a pie junto con un equipo el extremo norte de Escandinavia. En 2013 subió los más de 7.100 metros de altura del Pico Lenin en la cordillera del Pamir en Kirguistán. Tan solo unos meses antes, la misión "IceFox" lo había llevado al norte de Spitsbergen, donde documentó con su cámara la prueba de un nuevo trineo de transporte. Durante tres semanas soportó temperaturas de hasta -40 °C, una acción muy peligrosa para la que se tenía que estar bien preparado.

Durante semanas solo nieve

Mike Fuchs nos comenta que "hubo días enteros de tormentas, manos fríos y durante semanas nada más que nieve y temperaturas negativas para tener paciencia y aprender a superar las necesidades que requieren los viajes de invierno".  "Nuestro equipo se ha ido mejorando con el paso del tiempo. Se cumple brevemente con las condiciones más extremas."

El equipo fotográfico de Mike Fuchs debe ser a la vez ligero y robusto. Hay muy pocos que dispongan de tres objetivos. Un Tamron SP 24-70mm F/2.8 Di VC USD se adecua de la forma más "eficiente", por ello se consigue una longitud focal de 85 mm con luz fuerte y para todos los casos, un objetivo del equipo como repuesto.

Marc Fuchs nos dice "El aire limpio y un gran constaste necesita una óptica extremadamente buena"  "Las lentes debe ser capaces de retener los detalles más precisos incluso con condiciones de luz enceguecedora y un gran alcance dinámico." A Mike Fuchs le encanta trabajar los efectos de enfoque y desenfoque. Por eso, aprecia enormemente la potencia de la imagen y el Bokeh de Tamron 24-70 mm para una apertura de diafragma f/2,8.

Alta calidad óptica

Símbolo de la más alta calidad óptica son los objetivos 24-70mm de Tamron se distinguen con las letras "SP", que significan "Gran rendimiento". Los ingenieros han diseñado para ello un total de 17 elementos de cristal en doce grupos. Lo que es más importante para una alta calidad de imagen son necesarios tres cristales LD (Low Dispersion) y dos lentes XR (Extra Refractive Index).

Los objetivos Tamron de gran luminosidad llegan para cumplir los requisitos especiales de un viaje invernal extremo. "El anillo de zoom y de enfoque están lo suficiente alejado y son los suficientemente anchos para poder manejarlos bien con guantes", dice Mike Fuchs.

Guantes de tres capas

Este fotógrafo polar ha desarrollado su propia técnica para poder protegerse los dedos en condiciones de frío con peligro de congelamiento. Este nos explica que "mantener el índice caliente, es un de los mayores desafíos".  "Entonces con el contacto con la cámara fría, la punta del dedo puede quedarse dormida en apenas 20 segundos". Especialmente peligroso: Si el dedo ya ha perdido la sensibilidad, el congelamiento se nota cuando ya es demasiado tarde. Para protegerse el fotógrafo lleva tres guantes. Gracias a un par de guantes finos lleva unos guantes de forro y por encima de estos unos guantes de cuero gruesos con piel de lana de oveja.

No deben mantenerse solo los dedos de las manos calientes, el fotógrafo también debe mantener los dedos de los pies. También las baterías de ión litio pierden rápidamente su potencia, si se enfría. "Si no estoy haciendo fotografías, me meto las baterías en los bolsillos para que no se enfríen".

Atractiva variedad

A pesar del gran esfuerzo, Mike Fuchs disfruta cada día en la nieve y el hielo. "A diario en casa, uno se distrae siempre con algo, los ojos confrontan desde primera hora hasta la noche con miles de atractivos", comenta este berlinés. "Muy diferente a las lejanas regiones blancas de la región polar. Aquí puede dejar volar sus pensamiento y meditar esa idea todo el día en la cabeza".

A mediados de abril, Mike Fuchs sale para la siguiente expedición. En Alaska, quiere subir al Monte McKinley de unos 6200 metros de altura. "Me encanta realizar fotografías de los que hasta ahora todavía no existen muchas fotos", nos cuenta Mike Fuchs. En la maleta se lleva de nuevo dos objetivos Tamron, además del renombrado SP 24-70 mm F/2.8 Di VC USD, también se lleva por primera un SP 70-200mm F/2.8 Di VC USD. "Hasta ahora para mis viajes había trabajado con un objetivo gran angular una distancia focal normal".  Ahora quiero descubrir que imágenes puedo conseguir con este gran objetivo con la más alta resolución".

El equipo

"En mis viajes por el Polo, realizo mis fotografías con la Canon EOS 5D Mark III. Además uso un Tamron SP 24-70mm F/2,8 Di VC USD y una longitud focal de 85 mm de gran luminosidad para las tomas de retratos. Para el Monte McKinley en abril me llevaré un SP 70-200mm F/2,8 Di VC USD. Mientras que en mis trabajos en exteriores en casa normalmente uso dispositivos de flash, en las expediciones solo aplico un ligero flash de sistema".

El fotógrafo

Mike Fuchs (34) trabaja como fotógrafo autónomo en Berlín. Después de sus estudios de diseño fotográfico en el centro de formación Lette-Verein, ejerció un tiempo como asistente y al mismo tiempo comenzó a trabajar en su propia carrera profesional. Hoy sus especialidades son los retratos y deportes al aire libre. Muy a menudo a petición de clientes se pone en marcha hacia viajes extremos en regiones polares. Después de las expediciones a Spitsbergen y a la cordillera del Pamir, Fuchs viajará en 2014 a Alaska para subir al monte McKinley. www.mikefuchs-fotografie.de


5 consejos fotográficos para las expediciones de invierno

  1. Reduzca el equipo a lo esencial. Cada gramo de más es un lastre innecesario y puede poner en peligro el éxito de la misión.

  2. Familiarícese con el equipo. En una expedición debe ser capaz de manejarse perfectamente con guantes gruesos.

  3. Aproveche la nieve como si fuera un reflector de grandes dimensiones. Coloque el modelo a contraluz en depresiones, de manera que la luz solar se refleje en la pared de nieve situada a su espalda.

  4. Trabaje en el modo manual. Los altos contrastes y la luz brillante llevan a mediciones incorrectas de la exposición automática.

  5. Tenga un plan. Antes de iniciar el viaje piense qué imágenes necesita. El concepto le ayudará a alcanzar su propio lenguaje visual continuo.

 

 

Artículo similar