Fotografía temática

compartir este artículo

Fotografía temática

¿Por qué hacemos fotos? A menudo, la primera respuesta a esta pregunta es «para capturar momentos». O, como se puede leer también en mi camiseta de Photokina, «to capture every moment». Pero esto no es todo. Capturar aquello que tenemos delante es un aspecto de la fotografía, pero todavía hay más: la fotografía también nos permite crear nuevas imágenes, momentos e historias, transformar nuestras fantasías en realidad, ser creativos y conformar.
Un buen ejemplo de ello son las sesiones de fotografía temática, en las cuales el modelo puede ponerse en la piel de otra persona durante un tiempo. ¿Quién no ha soñado nunca poder transformarse en Holly Golightly de Desayuno con diamantes, en un capo de la mafia sin escrúpulos o en una novia vampira de belleza peligrosa?
A diferencia de la fotografía clásica, las sesiones temáticas ofrecen todavía más posibilidades de jugar con el lenguaje fotográfico para influir en él. Sin embargo, también hay que tener en cuenta otras cosas. Este artículo proporciona algunos consejos e ideas.

Selección de temas

Evidentemente, como fotógrafo profesional, hay que cumplir los deseos de los clientes. En cambio, si hacemos la sesión temática para nosotros, tenemos todas las posibilidades al alcance, aunque cuesta decidirse entre todas. Para ello, ayuda sacar el niño que llevamos dentro: ¿Quién quisimos ser desde siempre y con quién nos identificamos? Algunas ideas son: un superhéroe, un personaje favorito de una película o una época preferida. Mi inspiración, a mis más de treinta años, es Katniss Everdeen, la tiradora de arco de Los juegos del hambre. Estas son otras ideas para inspirarse:

  • Épocas: los locos años veinte, los marchosos años sesenta, la Edad Media, la Antigüedad
  • Películas: Sin City, Kill Bill, Alicia en el país de las maravillas, Pulp Fiction, El señor de los anillos, Harry Potter, El gran Gatsby, Crepúsculo, Batman, Moulin Rouge, Desayuno con diamantes, La guerra de las galaxias
  • Cuentos: «La caperucita roja» (algo así también puede ser sexy y artístico), «Blancanieves», «La reina de las nieves»
  • Fantasía: duendes, hadas, vampiros, zombis, magos

Ropa y accesorios

Los accesorios de atrezzo, los llamados «props», son importantes porque permiten que el observador reconozca el tema a primera vista. Para ello, lo mejor es investigar bien antes de comenzar: volver a ver esa película favorita, hacer una búsqueda de imágenes en Google o bien buscar las palabras clave adecuadas en plataformas para compartir imágenes, como 500px o Pinterest.
Por ejemplo, con Alicia en el país de las maravillas, puede conseguirse un alto grado de reconocimiento con naipes, un juego de té, un lazo en el pelo y un vestido azul. Para Katniss, mi tiradora de arco, no me he basado tanto en la película porque quería añadir algún elemento adicional de la Edad Media. Y así ha surgido este híbrido entre Katniss y duende del bosque. También está bien. De una manera u otra, los accesorios no tienen por qué resultar caros.
Podemos utilizar muchas cosas que tenemos en casa o construir fácilmente lo que necesitamos. Si queremos comprar algo, las casas de subastas en línea y las tiendas de disfraces son una mina.

El entorno

Las sesiones temáticas también se pueden hacer en casa, delante de un fondo de estudio, especialmente si se quiere hacer destacar la cara y el maquillaje o si se desea insertar posteriormente un fondo. Sin embargo, un entorno típico a menudo influye mucho en el ambiente que se crea: colocaremos el héroe medieval con ballesta preferentemente en un claro de bosque y un policía mezquino al estilo de Sin City quedará bien en un entorno sombrío de gran ciudad, con lluvia o nieve, y editado posteriormente en blanco y negro. A menudo, basta con un parque o una farola si sabemos escoger un buen encuadre. Y todavía es mejor si se notan las condiciones ambientales en el modelo, por ejemplo, pelo al viento, lluvia en la cara.

Equipo y objetivo

Para crear una sugerente colección de fotos que cuente una historia, es importante incluir imágenes panorámicas de toda la escena, así como fotografías de retrato y detalles. Sin embargo, como queremos capturar rápidamente la belleza de los momentos, las miradas y las poses sin tener que cambiar siempre el objetivo, es útil contar con un objetivo zoom. Para sesiones temáticas, recomiendo el 24-70mm f/2,8 de Tamron, ya que ofrece resultados increíbles tanto para lograr interesantes perspectivas de gran angular como para retratos y detalles con un suave bokeh. Las siguientes tres fotos de muestra tienen una distancia focal de 24 mm, 50 mm y 70 mm:

Jugando con la profundidad de campo, una apertura de diafragma de f/2,8 nos permite fotografiar en un bosque de otoño con luz tenue o delante de un sombrío fondo urbano. Asimismo, si fotografiamos a personas en movimiento, no nos interesa utilizar un tiempo de exposición demasiado largo. Una particularidad de esta gama de objetivos es que el Tamron 24-70mm f/2,8 puede suministrarse con un estabilizador óptico de la imagen. Aunque este no nos protege de los modelos inquietos, puede resultar muy útil en sesiones al aire libre si nos tiemblan las manos por el frío o en condiciones de poca luz. En general, esto permite ampliar todavía más el campo de aplicación del objetivo.
Si queremos recurrir a un soporte estativo, se recomienda un monopié (un soporte de un solo pie) por la mayor flexibilidad que ofrece. Asimismo, en sesiones al aire libre siempre es útil tener una tarjeta de memoria adicional y una batería de repuesto o un soporte para pilas.

Tratamiento de las imágenes

Especialmente los temas basados en películas suelen tener un aspecto muy característico y un ambiente concreto que se pueden analizar y recrear. Un ejemplo clásico es el aspecto siniestro en blanco y negro de los cómics y las películas de Sin City, con notas aisladas en colores chillones. En una sesión fotográfica de los años veinte, un look con tonos sepia algo saturados da un aspecto más auténtico y con Alicia en el país de las maravillas queda bien un tratamiento con colores psicodélicos o un filtro vintage. También podemos mirar más detenidamente los filtros para encontrar algo adecuado para el tema.

En cualquier caso, hay que recordar que las reglas están para saltárselas. La diversión empieza de verdad cuando nos volvemos creativos, probamos cosas nuevas y exploramos vías poco usuales. ¿Quién dice que Blancanieves no puede ser un poco descarada o que un vampiro no debe llevar gafas de sol?
Espero que este artículo haya despertado en alguien las ganas de hacer una sesión temática. Disfrutad de la experiencia.

(Todas las fotos de este artículo se han realizado con el Tamron 24-70mm f/2.8, excepto en las fotos donde se puede ver el objetivo, para las cuales se ha utilizado el objetivo macro Tamron 90mm f/2.8)

Sobre el autor: Vera Wohlleben

En su blog Nicest Things, Vera Wohlleben no solo escribe sobre deliciosas recetas y bonitas decoraciones para el hogar. Esta blogger de Heidelberg también ofrece de vez en cuando una vistazo entre bastidores y describe detalladamente cómo logra sus fantásticas fotos. Nuestra lectura recomendada: http://www.nicestthings.com/2014/03/blogging-tips-and-tricks-behind-scenes.html

More about the author:

Artículo similar