«La fotografía proporciona un equilibrio perfecto»

compartir este artículo

INTERVIEW WITH TOBIAS KUHL

«La fotografía proporciona un equilibrio perfecto»

Actualmente, Tobias Kuhl prepara su doctorado en la Universidad de Bonn. Cuando le duele la cabeza de tanto leer literatura especializada, se va a la naturaleza con la cámara y el súper teleobjetivo 150-600 mm de Tamron. En el blog de Tamron, proporciona consejos y habla de cómo ha conseguido sus impresionantes fotografías de animales.

Me llamo Tobias Kuhl y, de hecho, formo parte del personal científico de la Universidad de Bonn.

Actualmente, preparo mi doctorado y trabajo a media jornada en el Instituto de Psicología. Aun así, unas dos o tres veces por semana me voy con la cámara a la naturaleza. Fotografiar la naturaleza me proporciona un equilibrio perfecto con el trabajo.

Me compré la primera cámara réflex durante un viaje a Berlín.

Tenía una compacta pequeña y estaba tan descontento con la calidad que entré en la siguiente tienda de electrónica que vi y me compré una DSLR. Simplemente, quería lograr mejores imágenes.

Cuando saco fotos, no me cuesta nada desconectar.

Para fotografiar animales, hay que esperar mucho y durante mucho tiempo. De todos modos, hay que concentrarse, porque uno no se quiere perder el momento en que finalmente aparece el animal. O sea que están totalmente prohibidos los smartphones y otras distracciones…

Yo doy mucha importancia a tener un equipo de gran calidad.

Realizo las fotografías con la Canon EOS 5D Mark III. Para la mayoría de imágenes, utilizo un potente objetivo de longitud focal fija de 400 mm de Canon y el súper teleobjetivo SP 150-600mm F/5-6.3 Di VC USD de Tamron. Además, tengo un trípode de madera Berlebach de siete kilos con un cabezal, que probablemente pesa otros dos kilos, y algo así no se cae con facilidad.

El Tamron SP 150-600mm F/5-6.3 Di VC USD es perfecto para fotografiar naturaleza y fauna.

El zoom me permite capturar perfectamente varios motivos. La nitidez que se consigue es impresionante, también gracias al fantástico estabilizador de imagen, que me ha ayudado mucho en las capturas cámara en mano.

Empecé fotografiando aves y ardillas ...

... que encontraba en los alrededores de casa. Durante horas, esperaba en la tienda de camuflaje con un amigo a que apareciesen los animales. Y esto, por decirlo de algún modo, me enganchó. Ahora también me voy más lejos para sacar fotos. Ya he estado varias veces en Heligoland y en abril visitaré a un amigo fotógrafo en Cerdeña. Me gusta el hecho de poder conocer a tantas personas interesantes a través de la fotografía.

Fotografío casi exclusivamente en la naturaleza.

Suelo salir entre dos y tres veces por semana. No siempre voy con la cámara. Muchas veces solo exploro nuevos lugares o investigo sobre nuevos motivos.

Como fotógrafo de naturaleza, me siento como un cazador.

La verdadera caza no es lo mío, pero fotografiar animales en libertad hace que se me despierte un considerable instinto cazador. Lograr la fotografía deseada me provoca un profundo sentimiento de felicidad. También después, cuando observo la imagen, me causa una gran ilusión.

Una buena fotografía es más que una simple imagen.

No se busca únicamente fotografiar a un animal. El momento perfecto es más que un acontecimiento especial. También implica escoger una ubicación y una luz adecuadas.

Estos son mis 7 consejos para fotógrafos de naturaleza:

  1. Utiliza un trípode Siempre que puedo, fotografío con trípode. Al principio, puede parecer poco práctico llevarse siempre un soporte estativo, pero en muchos casos es la única forma de conseguir imágenes realmente nítidas.
  2. Activar o desactivar el estabilizador de imagen En las fotografías cámara en mano, tengo el estabilizador siempre activado. Cuando la cámara está montada en un trípode estable, evidentemente lo desactivo, ya que, en caso contrario, el automático podría intentar compensar movimientos inexistentes.
  3. Escoge un tiempo de obturación corto Independientemente de si utilizamos un estabilizador de imagen o un trípode, el tiempo de obturación siempre debería ser lo más corto posible para evitar que se produzcan desenfoques por vibraciones o movimientos.
  4. Acércate tanto como puedas Aunque utilice un súper teleobjetivo, siempre intento estar lo más cerca posible del motivo. Cuanto mayor es la distancia de captura, mayor es el riesgo de que el polvo o los centelleos del aire provoquen una pérdida de enfoque y brillo.
  5. ¡Al suelo! Lo que es aplicable a los niños, también lo es a los animales: Para conseguir capturas espectaculares, hay que situarse a su altura. Por regla general, con los animales salvajes, ello implica tumbarse boca abajo sobre el lodo (o el aislante).
  6. Enfoca a los ojos Si puedes, enfoca siempre a los ojos. Al igual que en los retratos de personas, en las fotografías de animales, el observador se centra en los ojos. Estos atraen la mirada y, por ello, deben aparecer perfectamente enfocados en la imagen.
  7. Espirar y disparar Para evitar incluso las vibraciones más pequeñas, utilizo una técnica de francotirador: Pulso el disparador al final de la espiración. En este momento, el cuerpo está muy tranquilo, de modo que no puede transmitirse ningún temblor involuntario a la cámara.

Artículo similar